El rap es un estilo de música asequible para casi cualquiera. De hecho, sólo hacen falta dos cosas:

1) Un tío muy cabreado. Por ejemplo, este mismo, que al parecer odia mucho a los gordos:

2) Una base instrumental cualquiera:

Dadle al play a ambos videos a la vez.... y deleitaros con el próximo competidor de Eminem.

Vía Prosopopeya Divagante